Depurar = Sanar

Escrito por buenahierbasiempre13 13-08-2015 en dieta. Comentarios (0)

Tras los excesos veraniegos, toca limpiar el organismo y adoptar hábitos sanos. Esto hará que te sientas mejor y ayudará a fortalecer las defensas. Para esto recomendamos configurar una dieta para unos días y unos hábitos que procuren bienestar para siempre. La clave está en elegir los alimentos que deben conformar los menús, tener claro cuáles se van a eliminar por unos días y sumar a la despensa infusiones y alimentos integrales que te ayudarán al propósito de desintoxicarte.

El páncreas y el hígado son dos órganos vitales para la digestión de alimentos, cumpliendo funciones depurativas en nuestro torrente sanguíneo, además de la regulación de numerosas hormonas. Si estos órganos se encuentran sobrecargados de toxinas y por tanto enfermos, tendremos mayor sensación de cansancio, hinchazón abdominal, malas digestiones, picores cutáneos e incluso podrían aparecer granitos.

Para evitar las situaciones que os hemos descrito anteriormente os proponemos las siguientes pautas:

Durante los días de limpieza del organismo debemos evitar el café y  los refrescos con cafeína. Reducir el consumo de proteína animal en nuestra dieta y aumentar el consumo de frutas y verduras frescas y de temporada, así como los cereales integrales (exceptuando el trigo, que quedará eliminado).

Para que la depuración sea completa es importante abandonar el consumo de tabaco y alcohol. Por el contrario debes introducir la toma de infusiones con propiedades digestivas como el hinojo, el anís, el cardo mariano, el desmodium y la manzanilla. Aumentar el consumo de alimentos integrales, y que esta pauta se convierta en un hábito, al igual que la reducción de sal. También resulta muy interesante prescindir de especias fuertes como la mostaza, la pimienta o el clavo, que pueden irritar la mucosa gástrica y aumentar la acidez estomacal.

Otra forma de revitalizar las funciones de hígado y páncreas es aumentando la toma de vitamina C. Para ello, recomendamos tomar un vaso de agua con limón 20´ ó 30´antes de desayunar.

A continuación os detallamos las pautas a seguir para un día de depuración:

Como indicamos anteriormente, en cuanto nos levantemos tomaremos un vaso de agua con el zumo de un limón. Pasados 20 ó 30 minutos, tomaremos el desayuno compuesto por una infusión y cereales integrales como espelta, centeno… en forma de dos rebanadas de pan ó una cucharada sopera de copos.

A media mañana y media tarde tomaremos fruta fresca, siempre de un mismo tipo, para aumentar su poder alcalinizante. Como por ejemplo 2-3 rodajas de piña, una manzana, un peladillo…

Para la hora de la comida recomendamos la toma de dos platos. El primero será un caldo limpio realizado con ½ col, 1 cebolla, 3 ramas de apio, 2 alcachofas y 3 ajos tiernos. Para el segundo plato os sugerimos Quinoa con verdura. Este cereal es muy rico proteínas vegetales y será un buen sustituto de la carne o el pescado que habitualmente está presente en nuestra dieta. Para realizar esta receta debemos cocer la quinoa durante unos 15 minutos, y rehogaremos cebolla, ajo, calabacín, puerro, pimiento y zanahoria. Luego lo mezclaremos con la Quinoa y veréis, Rico Rico…!!!

Para la cena optaremos por un único plato de verdura hervida y una infusión.

El uso del aceite se debe limitar al aceite de oliva virgen de primera presión en frío y en el caso de querer edulcorar las infusiones, utilizaremos Stevia. Es importante recordar, que durante todo el día debemos beber mucha agua, alrededor de 2 Litros, para ayudar a filtrar a los riñones y excretar las odiadas toxinas de las que nos queremos deshacer.